Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
Un closet es un elemento doméstico, cuya función consiste en la sencilla tarea de guardar objetos de rutinario uso. Ropas zapatos, bisutería, son tan solo uno de los pocos usos que se le puede dar, porque su utilidad es muy extensa, en proporciones generales, no muchos hogares cuentan con cajas fuertes o de seguridad para guardar objetos de valor de manos inescrupulosas, así que allí es donde un closet pasa a ser nuestra caja fuerte, el problema es que muchos closets solo consisten en abrir y cerrar una puerta y en definitiva eso lo hace bastante inseguro, existen muchos métodos para que nuestro closet pase a ser un elemento de seguridad accesible y económico, pero el más elegante y practico es el de instalarle una buena cerradura. Cabe destacar que muchos closets traen consigo una cerradura ya incorporada, pero esta por el uso y el tiempo que siempre juega en nuestra contra tiende a desgastarse y consecuentemente a dañarse, así que no nos queda más remedio que adquirir e instalar otra. Este tipo de trabajos tienden a ser ejecutados por dos tipos de expertos, bien sea un carpintero o un cerrajero, pero para nuestra mala suerte ni ninguno de ellos es más económico que el otro.
Instalar la cerradura para un closet es verdaderamente sencillo, este tipo de cerraduras consiste en una base metálica que se instala en la parte interior del closet esta consta del pasador q se encarga de bloquear la puerta, y por supuesto de la parte exterior que es el pequeño y muy elegante cilindro, que es sostenido por una chapa para servir como contra presión y asi hacer que el mecanismo de la cerradura cumpla su legitima función original.
Entonces ¿por qué gastar dinero contratando expertos?, para realizar una tarea tan sencilla que fácilmente podremos realizar nosotros y sin esfuerzo alguno concluirla con un rotundo éxito,
¿Que necesitas?
Un taladro
Un destornillador
Una lija
Una brocha
Un cuchillo
Paso 1
Si tu closet ya traía una cerradura incorporada procede a desinstalarla mediante el retiro de los destornilladores, estos se encuentran en la parte interna detrás de la puerta del closet, luego retira la base y por ultimo de afuera hacia dentro retira el pequeño cilindro.(muchas veces el cilindro se encuentra unificado con la base y se sostiene a presión mediante los tornillos)
Paso 2
Si tu closet no poseía cerradura, debes abrir el orificio donde esta va a instalarse, para ello puedes utilizar el taladro, utilizando una broca de buen calibre empieza a taladrar en el borde de la puerta de tu closet aproximadamente a 5 centímetros de la orilla. Repite este paso en ambas puertas
Paso 3
Con un cuchillo o un objeto filoso empieza a duplicar el tamaño de la abertura en donde se instalará nuestra cerradura. Puedes utilizar el cilindro de la cerradura para tomar la medida adecuada.
Paso 4
Una vez que hayas abierto los orificios puedes pulirlos con la liga y con una brocha quitar los residuos restantes.
Paso 5
Instala la cerradura no olvides colocar la chapa exterior que va en la cabeza del cilindro, con el destornillador coloca los 4 tornillos correspondientes que van en la base de adentro hacia afuera ajústalos de manera que no se muevan más y tendrás instalada parcialmente tu cerradura.
Paso 6
Abre una hendija en el marco de tu closet para que el pasador de tu cerradura encaje, muchas cerraduras traen consigo una chapa para instalar en dicha hendija y así evitar desgaste en la madera para ello utiliza el destornillador.
Listo ya tienes tu closet seguro y listo para guardar pertenencias de valor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política.

ACEPTAR
Aviso de cookies